Inicio / Tecnicas / Como volver loco a un hombre en la cama estimulando su punto G

Como volver loco a un hombre en la cama estimulando su punto G

Si deseas volver loco a un hombre en la cama estimula su punto G. Mucho se ha hablado del punto G femenino. En el placer que les genera estimular esta parte de su cuerpo y que no resulta nada fácil. Pero ¿qué pasa con el placer que les genera a los hombres? Se han preguntado ¿el placer que puede llegar a sentir el hombre si su pareja consiguiera esta zona y la incitara?

Es por ello que me tome la tarea de compartir esta guía y 2 simples pasos para darles a ellos un poco de la satisfacción que nosotras las mujeres sentimos cuando nos estimulan nuestro punto G. es estos pasos encontraras la manera de volverlo loco en la cama y que jamás se separe de ti.

Te invito a leer: imperdibles tips para un baile erotico

Como volver loco a un hombre en la cama estimulando su punto G en 2 simples pasos

volver loco a un hombre en la cama

1.      Estimula su próstata en la parte exterior:

Estimular su punto G es fácil,  se hace a través de su próstata que viene siendo la forma indirecta de hacerlo. Produciendo un orgasmo más placentero en ellos. Y se logra masajeando y presionando suavemente con el dedo índice el área que se ubica entre los testículos y el ano de esta manera estarás estimulando su punto G desde la parte exterior, esta es la manera sencilla de hacerlo.

2.      Estimula su próstata de forma directa:

Esta es la forma un poco más complicada porque es directa, pero es mucho más difícil que ellos acepten que lo hagas debido a que está en el interior del ano. Es mucho más placentera ya que el goce estaría garantizado.

Trata de convérselo que esto no lo hará homosexual, sino que al contrario disfrutara de un placer que jamás conocerá. Si has conseguido que lo intente tendrás que hacer que tu hombre este muy relajado y que olvide  todos los prejuicios, ya que es irreprochablemente normal que sienta placer en esta zona porque de ahí es donde nace el pene. Sin embargo, si desean intentarlo, ella debe introducir su dedo del medio en su ano,  debe estar muy bien lubricado, o protegiéndolo con un condón para mayor engrase.

Esto puede resultar un poco doloroso si no se hace como es debido, es por ello que se debe masajear por un tiempo de 5 minutos aproximadamente los perfiles del ano  para aflojarlo y excitarlo. Una vez que lo logres, la penetración en sí debe ser muy suave, presionando lento  para que él se acostumbre a esta nueva sensación.

Cuando ya hayas hecho la penetración, habrás descubierto su punto G, no debes introducir muy profundo ya que este se encuentra a 5 centímetros de la entrada del ano. Quizás experimentara en las primeras veces un poco de espasmo debido al aire por lo que no deberás detener la penetración hasta que se reduzcan los mismos.

Quizás habrán muchas veces en que deberás detenerte e intentarlo otro día, ya que esto puede causar dolor en los hombres, pero ya cuando se acostumbre debes masajear de manera muy suave y delicada, preguntándole siempre como se siente, ya que esto te ayudará a saber si vas o no por buen camino.

Es necesario que al momento de la penetración debas estimular su pene para que logre una excitación más adecuada y por ende sea más placentero, de esta manera ellos podrán experimentar un orgasmo mucho más placentero.

Espero que esta guía sea de gran ayudar para iniciar la búsqueda del punto G de tu pareja, Recuerda que para conseguirlo, el hombre es quien debe estar muy  relajado, olvidando las opiniones de que esto está mal, Ambos deben  comunicarse y decir  lo que sienten y lo que les gustan, para llegar a asumir y disfrutar  una sexualidad plena y satisfactoria al darse placer como pareja.

Si deseas puedes leer: 5 pasos para conquistar a un hombre con la mirada

Te invito a seguir visitando nuestro sitio web, donde encontraras los mejores consejos, para conquistar al hombre de tus sueños.

LLegaron Buscando:

  • como volver loco a un hombre en la cama

Quien es Vanesa

Esto que ves soy yo... ni mas ni menos, un pedazo de ser, un trozo de humanidad, un puñado de risas, una cuota de locura, una pizca de dulzura. Esto que ves soy yo... una mujer, a veces niña, a veces infinita, a veces apasionada. a veces entregada. pero siempre soñadora, es todo lo que tengo, es todo lo que soy... no es mucho, pero es todo...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *